Riqueza orgánica y déficit hídrico en los suelos agrarios tarraconenses

Eugenio Cobertera Laguna

Resum

Los contenidos de materia orgánica en el horizonte Ap de los suelos cultivados dependen, en parte, de los cultivos en ellos implantados, así como de las técnicas aplicadas, ya que todo ello incide en la cantidad y naturaleza de los residuos orgánicos depositados y en su descomposición. Por otro lado, la velocidad de la transformación de estos restos de cosechas en el suelo y la de su ulterior mineralización dependen del clima. Si se tiene en cuenta que es este último factor, el clima, el que determina las especies y técnicas con las que se cultivan los suelos, podremos afirmar, como es conocido, que debe existir una relación entre los contenidos orgánicos edáficos y el clima, aún en los suelos cultivados. Por lo tanto, a pesar de la influencia de otros factores, tanto físicos (topografía, naturaleza de la roca madre, etc.), como humanos (técnicas agrícolas tradicionales, mercados, etc.), que influyen en la riqueza orgánica de la capa arable de los suelos, lo cierto es que la influencia directa e indirecta del clima es tan importante que, en muchas ocasiones, puede cuantificarse la estrecha relación entre los factores climáticos y el suelo, de tal forma que, en zonas climáticas homogéneas, los porcentajes en materia orgánica son muy similares, tal como hemos experimentado en la provincia de Tarragona y exponemos a continuación.

Paraules clau

geografia, suelos agrarios, Tarragona

Text complet:

PDF




Enllaços refback

  • No hi ha cap enllaç refback.